Una ley de vanguardia que ya quedó vieja

Una ley de vanguardia que ya quedó vieja

Parte del contenido de la Ley de Educación Sexual Integral -nacida hace doce años con metas ambiciosas- quedó desactualizado frente a la velocidad que la sociedad imprimió al debate sobre identidad de género. Los tropiezos en su recorrido y la falta de capacitación a los docentes que deben instrumentarla.