Por Martín Nava @martinnava5

“Quienes suelen asistir a nuestros recitales tienen entre 12 y 80 años”, explica sin vacilar el bandoneonista Martín Ferres. El músico es una de las piezas clave de la banda Bajofondo, que fue creada en 2002 y hasta el día de hoy cuenta con doce integrantes (seis argentinos y seis uruguayos) que experimentan con el tango y otros géneros musicales. “Nos presentamos tanto en el Lollapalooza como en un teatro y la recepción del público es siempre positiva”, completa Ferres.

“Con Bajofondo hacemos música contemporánea del Río de la Plata. Tenemos una influencia fuerte del tango, pero también abarcamos un poco de rock, hip-hop y electrónica, cuenta el bandoneonista, quien también se considera un fanático de la implementación de nuevas tecnologías.

Martín Ferres, integrante de Bajofondo desde 2003.
El bandoneonista de Bajofondo afirma que
Por su parte, el presidente de la Academia Nacional del Tango, Gabriel Soria, expresa: “Estamos viviendo uno de los mejores momentos en la historia del tango, los últimos 20 años dan un parámetro favorable en cuanto a su difusión al haberse formado una gran cantidad de orquestas muy variadas”. Uno de los conjuntos que entra dentro de este grupo es la Orquesta Típica Sans Souci, la cual fue creada en 1999 y en la que actualmente conviven entre sus integrantes algunos músicos de la vieja guardia y otros más jóvenes “y se complementan muy bien”, aclara Soria.
El pianista de Sans Souci, Leonardo Fernández, coincide con Soria y afirma que “en estos tiempos hay una revalorización muy grande del público joven” sobre el tango.

Por su parte, el presidente de la Academia Nacional del Tango, Gabriel Soria, expresa: Estamos viviendo uno de los mejores momentos en la historia del tango. Los últimos veinte años dan un parámetro favorable en cuanto a su difusión, ya que se crearon una gran cantidad de orquestas, muy variadas entre sí”.

Uno de los conjuntos que entra dentro de este grupo es la Orquesta Típica Sans Souci, que fue creada en 1999 y en la que actualmente conviven entre sus integrantes algunos músicos de la vieja guardia y otros más jóvenes que juntos «se complementan muy bien”, según Soria.

El pianista de Sans Souci, Leonardo Fernández, coincide con Soria y afirma que “en estos tiempos hay una revalorización muy grande del público joven” sobre el tango y que esto es una «pieza clave» para el futuro. Su banda, según explica el músico, busca «redescubrir y recrear los detalles microscópicos de las viejas orquestas para que la gente aprecie las sutilezas que hacen al tango, un género descomunal».

El presidente de la Academia Nacional del Tango cree en la existencia de «cierta evolución» en quienes intentan rescatar cosas de los estilos más típicos y tradicionales de los años 40′. «Hay un avance cuando cuando se busca tocar un estilo antiguo y se encuentran temas que pueden funcionar también en ésta época», aclara Soria.

Si bien opina que el tango «no tiene la difusión que debería tener», coincide con Fernández en la «muy buena» recepción de los jóvenes para con el género, en especial en las milongas.

Están quienes disfrutan del tango al mirar hacia el pasado, los mismos que rescatan los sonidos pausados junto con las letras melancólicas. También están aquellos que anhelan experimentar con el género y buscan expandirlo al mezclarlo con las nuevas tecnologías. Todos comparten, sin embargo, la esencia cultural que los une en el deseo de continuar difundiéndolo, haciéndolo crecer. «La juventud hizo grande al tango en su época de máximo esplendor y es esperanzador ver que hoy en día cada vez más jóvenes demuestran nuevamente interés por el género«, concluye Fernández.

Tags: